diciembre 14, 2017

Select your Top Menu from wp menus

James Holden & The Animal Spirits — The Animal Spirits | La manzana podrida


El señor de Exeter se pasa de la electrónica a los rituales

Todos seguimos teniendo esa sonrisilla mongol cuando nos enteramos del nuevo lanzamiento musical que viene con el hype por la atmósfera. O teníamos. En los últimos años hemos ido viendo cómo algunos totems de la electrónica acababan en gatillazo. Salvo algunos. Unos pocos, más bien. Uno de ellos es James Holden, cuya trayectoria en solitario es equiparable a la de aquellos años maravillosos de Iniesta en los que cada temporada era mejor, con detalles que sólo pueden ser obra de un genio. Mirábamos con fascinación cada pase, regate o gol, conscientes de que había que apreciar lo mágico y finito del momento. Hasta que durase. Exactamente que con Holden. Puede que algún día decepcione, pero difícil hoy por cómo se toma sus trabajos.

https://medium.com/media/f45d65d463bc39c46a0e0831f14099a4/href

El genio de Exeter no es uno de esos culos inquietos con producción inabordable en la que cada año saca material. Y es de agradecer, porque al final la calidad de esas referencias tan frecuentes acaba bajando — que se lo digan a Legowelt — , bien por la falta de un trabajo más reposado y concienzudo o porque es difícil rayar a un nivel altísimo publicando anualmente. Salvo que estés en momentos de gracia y te manejes en otros contextos, como los tres primeros años de Autechre, por poner un ejemplo.

James Holden — The Inheritors: cubismo electrónico

Holden nos ha acostumbrado sabiamente a mantenernos a raya. En once años ‘sólo’ ha publicado cuatro discos —uno de ellos una obra maestra y otro una colaboración con Luke Abbott — y un EP. Y en cada álbum, como las apariciones estelares temporada a temporada del mejor Iniesta, ha demostrado ser un fuera de serie, con discos temáticos o conceptuales que dejaban de relieve su afán de superación, su impresionante creatividad y sus ganas de ahondar en nuevos horizontes musicales. Siempre desde propuestas muy trabajadas, cuidando hasta el último detalle. Es mejor esperar a tener algo bien acabado y madurado para poder mostrarlo al público.

El indomable espíritu de la selva

En ese contexto llega The Animal Spirits (Border Community, 2017), con unas expectativas colosales como lo atestiguaban los sucesivos adelantos. Y son correspondidas cuando comienza este nuevo viaje espiritual, ritualesco, visceral, con ‘Incantation For Inanimate Object’, una prefacio vocal excitante por la solemnidad que transmite. Una introducción que evoca algo grande que está por llegar, que te prepara para la llegada de ‘Spinning Dance’: James Holden con todo(s). Con sus nuevos amigos, The Animal Spirits, explora nuevos terrenos, exponiendo su alma inquieta a través de secciones de viento, vocales solemnes y música en directo.

https://medium.com/media/c2c6f5efaf4b8e6c6c53be1cfe1eb3a1/href

De hecho, esa es una de las características de este álbum, la grabación en directo, como ya pasó con Marhaba (Eglo, 2015). The Animal Spirits es el fruto de una intensa sesión de música en directo, con Tom Page de RocketNumberNine, el saxofonista y miembro de Zombie Zombie Etienne Jaumet, el productor británico Marcus Hamblett, la multiinstrumentista Liza Bec y Lascelle Gordon del grupo de jazz Woven Entity. Sin trampa ni cartón, sin el inglés con el software al mando de todas las capas. Es la grandeza de este disco, que sale de una sesión en una sala con excelentes músicos y con un productor fuera de serie, Holden, que junto a su sintetizador modular sigue pivotando como un cuerpo extraño en la música de baile.

Maalem Mahmoud Guinia, James Holden, Floating Points — Marhaba

O mejor dicho, en la música electrónica en general, porque el baile hace tiempo que lo trascendió — The Inheritors ya era una muestra de ello — , y en este tercer largo propio encuentra sinergias son el rock, algo que hace tiempo que estaba olvidado en la electrónica. Si bien siempre ha habido sampleos, ritmos rockeros y demás, no se recuerda un acercamiento tan directo a un estilo más específico como el rock progresivo, con toda la instrumentación que ello supone, y que queda patente en la epopeya de ‘Thunder Moon Gathering’. Un tema que como en otras partes del álbum, excede lo electrónico, en el que el sintetizador y el resto de los instrumentos se mimetizan para llegar a un simbionte que en el tema mencionado, acaba con un auténtico éxtasis.

Electrónica progresiva (pero de verdad) y éxtasis jazzístico

Es casi lo mismo que ocurre en ‘Pass Trough The Fire’, más explícitamente electrónica. En ese sentido, puede que los seguidores del género se encuentren algo incómodos con esta electrónica progresiva TAN progresiva. Sin embargo, en este caso, sin llevar la electrónica a nuevos territorios, para lo cual se suelen cruzar estilos para hacer un género avanzar, sí la aborda desde una perspectiva diferente y demuestra hacia dónde pueden llegar estos elementos juntos; sus sintes modulares, una banda en directo y lo mejor de cada propuesta. The Animal Spirits es otro trabajo fascinante, que enseña la capacidad creativa del inglés y su inexorable ánimo de bucear en territorios que a pesar de ser conocidos en la electrónica, tienen mucho por explotar.

https://medium.com/media/997954a25cc121cf62cf8f10aa21feb3/href

Y de ahí nace este espíritu del bosque, animal, salvaje, al que alude el título del disco, incontrolable en esos temas más progresivos, orgiástico cuando se torna hacia el jazz como ‘The Animal Spirits’, demostrando que eso de jazz y electrónica no es monopolio de Colin Stetson; o simple y llanamente, magnífico cuando suena la belleza de ‘The Neverending’. En ella, Holden saca a relucir su sensibilidad musical y las diferentes texturas que es capaz de mostrar sólo en unos instantes. Una maravilla fácilmente detectable a los cinco segundos, cuando entra el bombo en segunda línea y esa melodía sintética que se irá desarrollando hasta los cuatro minutos y medio, dejando ver que este disco no sería lo que es sin instrumentos reales grabados in situ. Y que culmina con un tema balsámico en el que todo lo expuesto a lo largo del disco converge en una armonía total, lenta pero compleja.

James Holden — The Idiots Are Winning (2006): electrónica para corromper el cerebro

Dice Holden que llegó musicalmente tarde a todo, pero poco importa con esa sensibilidad especial para la música y ese saber esperar al momento indicado para publicar después de un minucioso trabajo. Ya en The Idiots Are Winning (2006, Border Community) se veía ese juego disruptivo sonoro. Había madera. Esta es solo la evolución lógica. Haciendo alusión a aquello de que la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma, cada disco es diferente. Podrá gustar más o menos pero cada lanzamiento en largo es diferente, arriesgado, y con una sorprendente calidad.

(muy) Por encima de la media

En The Animal Spirits, sin llegar a ser la obra maestra de su LP anterior, James Holden se gana a pulso que se le nombre como compositor y no como simple productor. Lo suyo es, ahora, el directo, tanto para grabar el disco como para interpretarlo — lo que tiene sus obvios riesgos — . También con este álbum, como ya hiciera con Marhaba, aísla ese aura que a veces rodea o pone en cuestión la producción de la música electrónica, en muchas ocasiones repleta de software y de paripés en directo a la hora de actuar.

El tamaño sí importa (XCVII): ‘Lump’, de James Holden

https://medium.com/media/080c42260a48cc2dda3bdd607c5eb287/href

Esa búsqueda incansable de la excelencia, de lo superior, como ‘Each Moment Like The First’, — la única grabada fuera de la sesión y que podría hacer referencia a cómo se toma cada disco — hace que pueda crear estas sinfonías tan maravillosas. Y que esté por encima de otros afamados artistas actuales. Aunque sean de otros estilos, o bien han pasado por traspiés importantes en su carrera (Actress, Burial, Zomby…) o después de varios discos ya no llegan a la profundidad musical de sus inicios. En él, eso está intacto. Lejos quedó el chico del trance. Hoy sólo queda un compositor tan magnífico que parece infalible. Propio de los grandes maestros.

8,8/10


James Holden & The Animal Spirits — The Animal Spirits was originally published in Hipersónica on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

About The Author

Soy uno de los administradores de La manzana podrida, y quiero dejar en claro que a pesar de que en esta web se hable de política yo soy un ser apolítico y es que a veces es mejor ver las cosas desde fuera, contrario a lo que muchos dicen, sigue leyendo la manzana y comprenderás mis palabras.

Related posts