enero 18, 2018

Select your Top Menu from wp menus

Las tres claves para el éxito de una librería independiente | La manzana podrida


  • Amazon ha resultado no ser su gran enemigo.
  • Hay más librerías independientes que hace unos años.

Lector mirando libros en una librería.

Con la llegada de Amazon se predijo un auténtico holocausto librero, al que había que añadir unas cifras de lectura en decadencia, no sólo en España, sino también alrededor del mundo. Sin embargo, con el paso de los años, las mayores afectadas por la aparición de Amazon han sido las grandes cadenas de librerías, mientras que las independientes que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos están viviendo un pequeño crecimiento.

No, no es fácil tener una librería independiente en los tiempos que corren. Todo aquel que piense que es un buen momento para montar una tiene que ser, como mínimo, un romántico incurable. Pero si estás dispuesto a lanzarte a una profesión tan bonita como llena de obstáculos, os vamos a dar tres claves necesarias para empezar. Las tres juntas son fundamentales, si os falla una es posible que arrastre a las otras dos.

Comunidad.

Ninguna librería es una isla. Pensar que vas a funcionar sin ser capaz de integrar tu negocio en el barrio donde está es un gran error. Por muchos seguidores de Facebook que tengas, por mucha gente que se pase de vez en cuando por la tienda, es importante hacerse un hueco en la comunidad de vecinos y que ellos sientan que formas parte de ellos. Esa sensación de pertenencia y de conexión es un pilar a partir del cual construir.

Recomendación.

Bien sea de manera directa al prescribir libros o bien al construir un fondo determinado que ofertar a los clientes, la gran baza de una librería independiente es el conocimiento del librero, capaz de ofrecer una experiencia personalizada a cada cliente. Si desarrollas una relación personal con tus clientes y les ayudas a descubrir nuevas lecturas conseguirás ir más allá de una simple compra de hola y adiós.

Reunión.

Las librerías independientes tienen que convertirse en pequeños centros culturales, capaces de reunir a gente con intereses comunes. De clubs de lectura a firmas de libros, presentaciones, cuentacuentos o incluso actos sociales no tan relacionados con la lectura, como fiestas temáticas o cumpleaños. Cuantos más, mejor.

Como podéis ver, es fácil descubrir cómo estas tres claves se relacionan entre ellas, potenciando el valor de cada una. Es más fácil montar reuniones y eventos si cuentas con el apoyo del barrio y es más sencillo conseguir clientes a los que recomendar libros si vienen a eventos… y si se convierten en clientes fijos traerán a sus amigos y… bueno, ya os hacéis a la idea.

Esto no quiere decir que siempre funcione. Hay ocasiones en las que haciéndolo todo perfecto, el negocio no funciona. Todos lo hemos visto y es una verdadera lástima, sobre todo porque cada vez es más difícil arrancar una librería y competir, no sólo con grandes cadenas y Amazon, sino con los grandes franquiciados de moda y restauración que se quedan con los mejores locales en el centro de las ciudades.



About The Author

Soy uno de los administradores de La manzana podrida, y quiero dejar en claro que a pesar de que en esta web se hable de política yo soy un ser apolítico y es que a veces es mejor ver las cosas desde fuera, contrario a lo que muchos dicen, sigue leyendo la manzana y comprenderás mis palabras.

Related posts