diciembre 14, 2017

Select your Top Menu from wp menus

Equipajes devueltos a los 20 años y bultos con sorpresa: las más extrañas historias de maletas perdidas | La manzana podrida


Te pasas horas organizando bien el equipaje para que quepa de todo y, a ser posible, no sobrepasar el límite de peso de tu aerolínea de cabecera. Llegas al aeropuerto, facturas sin problemas, haces el vuelo sin sobresaltos… y cuando llevas bastante rato esperando en la cinta de equipajes ya en tu destino comienzas a inquietarte. Hasta que las sospechas se confirman: te han perdido la maleta. Puede que aparezca pronto ( según la aerolíneas de media se tardan 42 horas en recuperarlas); pero, en cualquier caso, esperemos que no tarden tanto como en estos insólitos ejemplos que te mostramos a continuación.

Porque si malo es perder la maleta durante unas horas o unos días, peor sería que desapareciera durante 20 años. Fue lo que le pasó a Maria Bellos, una mujer estadounidense que recuperó una maleta dos décadas después de que se fuera a vivir a otra ciudad. Un día recibió una llamada del Aeropuerto Internacional de Tucson (Arizona, Estados Unidos). Ella pensó que sería sobre una maleta que había perdido hacía cuatro meses (sí, otra distinta), pero no: era para notificarle que habían encontrado aquel viejo equipaje, en cuyo interior había obras de arte que había comprado dos décadas atrás.

De acuerdo a un portavoz del aeropuerto, lo más probable es que la maleta se dejara en cualquier sitio y que nadie reparara en ella hasta que alguien la encontró y la llevó a objetos perdidos. Afortunadamente para Bellos, la maleta que perdió cuatro meses antes de recibir aquella llamada también terminó apareciendo. Por tanto, doble alegría.

Si ya es un fastidio tener una maleta perdida durante veinte años (y otra durante cuatro meses, no olvidemos), malo es también ver miles de maletas extraviadas al mismo tiempoFue lo que sucedió el pasado mes de mayo en Reino Unido: un fallo informático que hizo cancelar varios centenares de vuelos se tradujo en la pérdida de todas las maletas de aquellos pasajeros que ya las habían facturado. Durante algunos días, las líneas telefónicas de atención al cliente se colapsaron, hasta que pudieron recuperar lo que era suyo.

En otras ocasiones, las maletas no se quedan perdidas en vuelos, sino en edificios abandonados que, cuando se vuelven a abrir, muestran una historia inesperada. Fue lo que sucedió en un asilo de Nueva York en 1995. En su buhardilla encontraron 400 maletas que databan de 1910 a 1960. Sus dueños habían fallecido, y la administración del lugar había dejado allí abandonadas sus pertenencias. Cepillos de dientes, botones e incluso uniformes militares había en su interior, sin que nadie los reclamara.

Maletas perdidas con objetos inesperados

De hecho, lo cierto es que muchas veces las historias relacionadas con equipajes perdidos tienen más que ver con lo sorprendente de su contenido. Así, las autoridades o el personal del aeropuerto abren las maletas y se encuentran con cosas que les dejan boquiabiertos. En Alaska se ubica un centro estadounidense de equipajes no reclamados y allí hay verdaderas maravillas: máscaras venecianas hechas a mano, armaduras completas e incluso cabezas reducidas. También guardan objetos más convencionales, como aparatos electrónicos de última gama, tablas de surf, faldas escocesas o una camiseta que el propio centro vende como recuerdo y que volvió a su casa un año después en una maleta perdida. Cada día hacen acto de presencia entre 5.000 y 7.000 nuevos objetos en una ingente cantidad de valijas extraviadas que poco tiene que envidiarle a la afluencia del propio centro: es visitado por un millón de personas cada año en busca de un tesoro escondido.

En España también se da salida a las maletas perdidas, pero aquí se llevan a subasta. Los aeropuertos y las compañías aéreas han de buscar a sus dueños durante 21 días. Después, si en tres meses nadie las han reclamado, tienen la obligación de subastar el contenido. Para ello se contratan los servicios de una casa de subastas y se hace público en medios de comunicación para que los dueños tengan aún una oportunidad de recuperar sus pertenencias.

Una vez realizada la subasta, con los beneficios se paga el coste de la casa organizadora y otros gastos, como el de publicar su celebración en los medios. Si sobra dinero, se entrega al Ministerio de Fomento. Con este sistema, es bastante difícil que una persona que hay perdido su maleta no pueda recuperarla en algún momento.

Maletas con final feliz

Por fortuna, no todas las historias con maletas perdidas son dramáticas. A veces no pasan años para recuperar una maleta o no llega a verse cómo colapsa una aerolínea: los bultos se recuperan algo antes y gracias a la bondad de algunas personas. En 2014, en España, un hombre vio cómo una maleta caía al suelo desde el capó de un coche y decidió hacer lo que fuera necesario para devolvérsela a su dueño. Sin mirar lo que había dentro, fue a la policía a entregársela. Una vez abierta, tenía un contenido nada desdeñable: 3.500 euros en efectivo y seis cheques por valor de 13.000 euros. El dueño quiso darle una propina a su benefactor, pero este se negó.

En Argentina, en 2016, otro hombre también se encontró con una maleta perdida. Este sí la abrió y se encontró con 15.000 dólares (12.600 euros al cambio actual), cheques y documentación. En vez de quedárselo, contactó con el dueño y se lo devolvió. Y como en el caso anterior, aunque le ofrecieron un dinero por haberla devuelto, se negó a aceptarlo.

Pero si no quieres depender de la buena disposición de terceros, y deseas que tu maleta tenga un final tan feliz como en los casos anteriores, lo mejor es que te hagas con V-Bag, un servicio de V by Vodafone que permite localizar tu equipaje y saber siempre dónde está la maleta. Para ello, el dispositivo ‘Movetrack’ que incorpora se sirve de las áreas con cobertura de red y GPS, por lo que no hay que tirar de redes wifi o Bluetooth para estar constantemente conectado a tu equipaje sin importar la distancia que te separe. Incluso si la maleta se mueve se puede recibir una alerta de ello. Así, no hará falta que pasen 20 años para que aparezcan tus más queridas pertenencias. Todo, gracias a la tecnología de la internet de las cosas de V by Vodafone.

Con información de MentalFloss, Daily Mail (1, 2), Telecinco, ChapinTV, USA Today y Yorokobu. Imágenes de Pixabay (1, 2).

Puedes leer esta historia cómodamente mientras esperas tu maleta:

El español que recopila las historias de aquellos que deciden vivir sin internet

Los trapos sucios de los maestros de la literatura que no te contaron en el colegio

Videojuegos de los 90 que ojalá resucitasen como el PC Fútbol

La revista española que enseñó a programar a los primeros entusiastas de los ordenadores

The post Equipajes devueltos a los 20 años y bultos con sorpresa: las más extrañas historias de maletas perdidas appeared first on Cooking Ideas.

About The Author

Soy uno de los administradores de La manzana podrida, y quiero dejar en claro que a pesar de que en esta web se hable de política yo soy un ser apolítico y es que a veces es mejor ver las cosas desde fuera, contrario a lo que muchos dicen, sigue leyendo la manzana y comprenderás mis palabras.

Related posts