febrero 23, 2018

Select your Top Menu from wp menus

Presa El Zapotillo, en Jalisco, amenaza a las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo | La manzana podrida


Desde hace 12 años los pobladores de las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, ubicadas en los altos de Jalisco, emprendieron una lucha contra la construcción de la presa El Zapotillo.

En 2013, vecinos de Temacapulín obtuvieron el amparo de la Suprema Corte, que no impedía la construcción de la presa, pero ordenaba mantener su pared de concreto en una altura máxima de 80 metros, con un límite de inundación para que estos poblados continuaran existiendo. En ese momento las obras quedaron detenidas.

Con la presa El Zapotillo se pretende acumular y llevar agua de la Cuenca del Río Verde a la capital del estado, Guadalajara, así como a la vecina ciudad de León, Guanajuato. Sin embargo, la construcción de la pared implicará que tres comunidades queden sumergidas bajo el lago artificial.

Te recomendamos leer: Jalisco retomará obra de presa El Zapotillo, pese a que viola una sentencia de la Suprema Corte

En diversas ocasiones los pobladores y las organizaciones que los acompañan han denunciado los incrementos en el costo del Proyecto Presa El Zapotillo–Acueducto Zapotillo León, que a la fecha asciende a 20 mil 856 millones de pesos.

Se han destinado 43 millones de pesos en la construcción, servicios de vigilancia del predio Talicoyunque, donde se pretende reubicar a la población afectada por la presa, y 90 millones de pesos pagados a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), por la realización de un estudio hidrológico del río Verde.

El pasado 29 de junio, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, presentó el Informe final del estudio realizado por la UNOPS, titulado: Proyecto Jalisco Sostenible, Cuenca del Río Verde, donde determinó que su gobierno retomaría la construcción de la presa, por lo que acataría el escenario número cinco planteado por la UNOPS, una cortina a 105 metros con un caudal de 7.5 metros por segundo, a pesar de la resolución de la SCJN.

Gabriel Espinoza, líder del movimiento contra la presa El Zapotillo, denunció que el evento del gobernador fue un fraude para Jalisco y para México, al igual que los estudios de la UNOPS.

“No aportan ninguna novedad para el estudio y la Gestión Integral del agua, solo se basan en la oferta y la demanda del agua, y la privatización”, dijo.

Explicó que el gobernador no tiene la facultad para reubicarlos, ni para sacarlos, por lo que seguirán con los amparos a nivel federal e internacional, y la resistencia civil pacífica.

Somos el Medio visitó las comunidades que podrían desaparecer por la construcción del muro de 105 metros, y platicó con los pobladores, quienes criticaron la propuesta del gobernador Aristóteles Sandoval y su negativa para escucharlos.

About The Author

Soy uno de los administradores de La manzana podrida, y quiero dejar en claro que a pesar de que en esta web se hable de política yo soy un ser apolítico y es que a veces es mejor ver las cosas desde fuera, contrario a lo que muchos dicen, sigue leyendo la manzana y comprenderás mis palabras.

Related posts