diciembre 14, 2017

Select your Top Menu from wp menus

Sexualidad y autoestima | La manzana podrida


Actualmente, los estudiosos de la sexología presentan el sexo como una de las principales fuentes de obtener placer, como un juego feliz, lúdico y sin reglas, que permite desarrollar las dimensiones del que lo practica sin más trabas que las que impone la buena educación, vista en su aspecto más general: “No hacer nada que el otro no quiera” y “No hacer algo que no quieres que te hagan a ti”. A partir de estas 2 premisas básicas de convivencia, respetar la libertad y considerar los deseos del otro, puede decirse sin duda, que en el sexo no hay nada prohibido.

autoestima-y-sexualidad

Una buena sexualidad no está determinada solo por un correcto funcionamiento fisiológico de los órganos genitales. Para alcanzar el máximo placer es necesario sentirse bien física y mentalmente. Tener buen ánimo, sentirse con muchos deseos y energía, es fundamental. Hombres y mujeres necesitan de un auto estímulo que se logra con el equilibrio emocional adecuado que permita concentrar la atención exclusivamente en el goce.

Es muy común en hombres y mujeres luchar una batalla contra un enemigo que sintetiza muchas (la mayoría) de las disfunciones sexuales: el estrés. Las tensiones acumuladas, las depresiones y los miedos que hace aflorar provocan un cortocircuito en el estímulo sexual y lo inhiben y en algunos casos lo anulan. Pero no solo el estrés influye para disminuir la autoestima. Existen también –entre otras- causas estéticas: son muchos los hombres y mujeres que no se agradan a sí mismos: se ven muy gordos o muy delgados, feos, con la nariz muy grande o muy poco pecho, o los glúteos muy planos.

A veces estos complejos físicos adquieren una importancia tan grande que los distraen del goce sexual porque su principal preocupación es disimular lo que consideran es su “lado feo”. Esos conflictos estéticos actúan directamente sobre la autoestima; la disminuyen de manera que una persona puede sentirse fea, insegura y profundamente indeseada por su compañ[email protected] sexual potencial. Y desde luego todos estos sentimientos llevan a la insatisfacción en todos los aspectos.

Una auto estima alta significa no solo alejarse de las preocupaciones, “desconectarse” del mundo agresivo en el que vivimos a diario; sino acercarse al sexo y sus vertientes a través de la pasión, de la fantasía sin ataduras y del deseo. Sin ningún tipo de pudores, ni ansiedades malsanas o perjudiciales, superando – o tratando- de superar los obstáculos que nos coloca el entorno social y cultural.

Archivado en: Relaciones, sexo, Sexualidad

About The Author

Soy uno de los administradores de La manzana podrida, y quiero dejar en claro que a pesar de que en esta web se hable de política yo soy un ser apolítico y es que a veces es mejor ver las cosas desde fuera, contrario a lo que muchos dicen, sigue leyendo la manzana y comprenderás mis palabras.

Related posts