Qué características debe tener la mejor bicicleta para niños

Existen varias cuestiones que se deben tener en cuenta a la hora de examinar el mercado de bicicletas para niños. Elegir la adecuada no es tan sencillo como comprar una para adultos.

El tamaño de la bicicleta

El punto de partida es el tamaño de la bicicleta. Para identificarlo, es importante fijarse en el diámetro de la rueda, en contraposición a las bicicletas de adultos. Existen algunas medidas de bicicletas para niños que puedes utilizar.

  • Entre 2 y 3 años se utiliza una rueda de 12 pulgadas. Esto está recomendado para niños de entre 85 y 100 centímetros de altura.
  • Entre 3 y 4 años hablamos de ruedas de 14 pulgadas. La altura recomendada está entre los 95 y 110 centímetros.
  • Entre 4 y 5 años se utiliza una rueda de 16 pulgadas. Ideal para una altura de entre 110 y 120 centímetros.
  • Entre 5 y 8 años pasamos a la rueda de 20 pulgadas. El espectro de altura se abre hasta los 120-135 centímetros.
  • Entre 8 y 11 años se cambia a la rueda de 24 pulgadas. La altura recomendada se sitúa entre los 135-145 centímetros.
  • Para niños mayores de 11 años, hablamos de ruedas de 26 pulgadas en adelante. A partir de 145 centímetros.

Esto debe tomarse como un dato orientativo, ya que no todos los niños tienen la misma estatura a la misma edad ni la misma experiencia con bicicletas. Por ello, otras tablas de medidas tienen en cuenta el tiro.

No obstante, hay algunos consejos que puedes seguir para acertar en este aspecto. El primero es que el niño pueda sentarse en el sillón y tocar el suelo con la punta de los pies. También debe haber suficiente distancia entre el tiro y el tubo superior mientras la bici permanece parada y el niño tiene ambos pies rectos sobre el suelo.

Asimismo, es importante que llegue bien al manubrio, incluso manteniendo los codos flexionados. Si la bicicleta tiene frenos o marchas en el manillar, debe alcanzarlos bien y con la suficiente fuerza para manipularlos.

Peso

Las bicicletas cada vez son más livianas, puesto que se fabrican con materiales nuevos y ligeros. Esto es un factor importante, ya que el peso de la bicicleta puede ser un hándicap a la hora de manejarla. También ocurre que las bicicletas que pesan demasiado poco en comparación con el niño que las conduce pueden llegar a ser inestables. Busca siempre un punto intermedio y, si no estás seguro, consulta con un especialista.

Le debe gustar al niño o niña

Recuerda que no solo es importante que cumpla los criterios técnicos y las especificaciones que has preguntado en la tienda, sino que también tiene que encantarle al futuro ciclista. Este ciclista sabe lo que le gusta y deberá escoger el color y diseño que más le agrade.

No pensar a muy largo plazo

No tiene por qué ser la última bicicleta de su vida, por lo que no sacrifiques su comodidad de ahora por duración.

No es importante que le dure muchos años, sino que la disfrute y sea segura para él ahora. Arriba hemos detallado algunos consejos que explican cómo saber si es su tamaño idóneo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.