Habilidades que se desarrollan al hacer un rompecabezas
Tagged Tags: ,

¡Los rompecabezas vuelven a ser geniales! ¿Y adivina qué? Hay muchos beneficios comprobados cuando se trata de hacer rompecabezas (tanto para adultos como para niños). Aquí hay un resumen rápido de algunas de las diferentes habilidades que hacer rompecabezas puede ayudarlo a desarrollar. Nunca se sabe, ¡este puede ser el empujón que necesitas para redescubrir tu amor por estos juegos de mesa!

¿Qué habilidades desarrollan los rompecabezas en los niños?

No importa qué tan pequeño sea su hijo, hay acertijos que son lo suficientemente fáciles de resolver para ellos. Puede encontrar rompecabezas de madera para niños de hasta uno o dos años, y su dificultad aumenta con la clasificación por edades. Los beneficios para los niños que hacen rompecabezas incluyen:

Habilidades motoras finas

Cuando los niños comienzan a armar rompecabezas, sus habilidades motoras comienzan a desarrollarse, y las investigaciones sugieren que los niños que comienzan a armar rompecabezas temprano son mejores son tareas de transformación espacial. Jugar con rompecabezas puede ayudar a los niños muy pequeños a desarrollar sus habilidades motoras gruesas, mientras que las piezas más pequeñas pueden ayudar a los niños mayores a desarrollar sus habilidades motoras finas. Incluso se ha sugerido que a los niños que desarrollan habilidades motoras finas desde el principio les resulta más fácil aprender a escribir y dibujar.

Habilidades para resolver problemas

Sentarse con un rompecabezas es una excelente manera para que los niños desarrollen habilidades para resolver problemas. Jugar con rompecabezas anima a los niños a encontrar la pieza correcta para cada espacio y buscar soluciones a sus problemas, ya sea combinando colores o patrones. Luego, a medida que profundizan en los rompecabezas y comienzan a jugar con rompecabezas más desafiantes, los niños se basan en experiencias previas para armar la imagen aún más rápido.

juegos de mesa revueltos

Perseverancia

Los niños pueden tener problemas para concentrarse en tareas importantes. Los acertijos pueden ayudar a mejorar su concentración al proporcionarles un objetivo final claro y darles algo por lo que trabajar. Completar los acertijos también puede aumentar sus niveles de satisfacción y autoestima. Si su hijo tiene hermanos, hacer un rompecabezas juntos puede incluso fomentar un sentido de competencia saludable.

Nuevos pasatiempos

Elija el rompecabezas correcto y podrá presentarles a los niños un pasatiempo o una pasión completamente nuevos. Los rompecabezas también pueden ayudar a que hablar sobre proyectos escolares sea un poco más divertido. Si su hijo tiene dificultades con su geografía, ¿por qué no encuentra un rompecabezas que muestre un mapa del mundo? ¿O qué tal introducir un poco de matemáticas en algunas sesiones de rompecabezas, introduciendo ideas como Geometría y Simetría? ¡A los niños mayores les encantará aprender sobre los signos del zodíaco con este rompecabezas celestial!

Habilidades lingüísticas

Si los niños son muy pequeños, la mayoría de los padres los ayudan con sus rompecabezas. Brindan asistencia e instrucciones durante todo el proceso explicando las diferentes partes de los rompecabezas. pueden usar términos o palabras que los niños no han escuchado antes, y esto les da a los padres la oportunidad de desarrollar las habilidades lingüísticas de sus hijos mientras amplían su vocabulario.

palto y cuchara de juegos de mesa

Habilidades sociales

Desarrollar buenas habilidades sociales a una edad temprana puede ayudar a los niños a formar relaciones significativas como adultos (y las investigaciones muestran que la soledad y el aislamiento son un problema importante de salud pública). Los rompecabezas pueden ser una buena forma temprana de ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales, especialmente si tienen que negociar con otros jóvenes rompecabezas sobre dónde van las piezas y quién colocará esa pieza final tan importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.